Noticias

Un Trabajo que recorre toda Imbabura los Siete días de la Semana.

Sensibilizamos para evitar el maltrato infantil

En muchas ocasiones el maltrato pasa desapercibido en los hogares, 7 de 10 padres de familia cometen negligencia doméstica.

Ibarra. "El bienestar de los niños es lo primero, con estas actividades están llegando al corazón de las personas, como padres queremos que nuestros hijos vivan en un ambiente de cariño, amor y paciencia para que lo puedan replicar", dijo Natalia Montalvo, durante la fase de sensibilización de la campaña "Hagamos un trato no al maltrato".

 Ayer técnicos del Patronato se ubicaron en carteles informativos en los sectores de la Terminal Terrestre, Laguna Mall y la calle Bolívar de la ciudad de Ibarra para sensibilizar a la ciudadanía sobre las acciones negativas que ocasiona el maltrato.

 Igualmente la Plaza de Ponchos, el Mercado 24 de Mayo y el parque Bolívar fueron los sectores del Valle del Amanecer donde se replicó la campaña de sensibilización.

 La cruzada "Hagamos un trato no al maltrato" la próxima realización del Patronato Provincial de Imbabura desde el mes de junio; a través de charlas, foros y otras actividades dirigidas a padres de familia, autoridades, estudiantes, organizaciones públicas y privadas se ha logrado socializar la importancia que representa el cuidado y protección de niños, niñas y adolescentes para construir un futuro mejor, con seres humanos que dejarán huellas positivas en su vida.

 Amparito Lara, psicóloga clínica del Patronato, explicó que busca los derechos de los menores, indicó que si una persona golpeada, insulta o descuida a su hijo en la salud, lo está maltratando; "Muchas de las veces en el hogar, no existe una buena comunicación entre padres e hijos. El niño mira la conducta que tienen sus padres y de que tú y tu otra mujer va a la música ", indicó la técnica.

 Añadió que lamentablemente el maltrato pasó desapercibido en muchos hogares, "7 de 10 padres de familia cometieron algún tipo de violencia, esta negligencia doméstica es un maltrato que está inmerso en los cuidados de los padres como una opción de reprender a sus hijos".

 Olga Salazar, una persona de la tercera edad, mientras escuchaba sobre la campaña felicitó el accionar emprendido por los técnicos " es bueno que se realicen estas actividades, muchas personas les dan miedo al maltrato y los niños a los niños que sufren, se vuelven tímidos, no les gusta hablar y luego se van por malos pasos ", dijo.

 Igualmente Miguel Ramos Presidente del Gad Parroquial de Imantag, dijo que en muchos hogares la forma de educar a los niños debe cambiar, que con el diálogo y el cariño se logrará que los hijos tengan la autoestima suficiente para formarse un buen carácter, "felicito al señor Prefecto por trabajar en el área social ", explicó Ramos.

Imbabura Tierra de Esperanza