Noticias

Un Trabajo que recorre toda Imbabura los Siete días de la Semana.

Adultos mayores celebraron su día

Durante el evento se eligió al Rey y Reyna del Adulto Mayor 2018, la sorpresa fue grande cuando se conoció que el Rey electo tiene 100 años de edad. 

Ibarra. Baile, canto, danza y dramatizaciones fueron parte del evento Somos Sabiduría que se realizó en las instalaciones de la Universidad Técnica del Norte, en homenajear al adulto mayor de la provincia de Imbabura.

 La alegría y entusiasmo era evidente en los cerca de 800 adultos mayores que se dieron cita al evento donde pudieron demostrar sus destrezas y capacidades artísticas, que se llevaron el aplauso de los presentes.

¡Que viva el adulto mayor!, fue la frase con la que inició el discurso de Pablo Jurado, Prefecto de Imbabura, recalcó que se está realizando un justo homenaje a hombres y mujeres que han entregado su vida por el desarrollo de sus parroquias y del país.

 “Hablar del adulto mayor es hablar de la esencia de vida que tiene Imbabura, queremos contagiarnos de su alegría, de sus ganas de vivir y de su generosidad”, manifestó el Prefecto de Imbabura.

 Cruz Lastra, en representación de los adultos mayores, agradeció el trabajo realizado a favor de este grupo prioritario, explicó que es importante que las autoridades se preocupen por brindarles bienestar y sobre todo por creer que la edad no es un impedimento para desarrollar sus capacidades y demostrar sus habilidades.

“Gracias señor Prefecto por buscar en todos los rincones  de nuestra provincia para darnos un aliento de vida más, gracias por estar siempre presente en esas ocasiones donde nuestros hijos y nietos ya nos hacen a un lado, pero usted siempre nos ha levantado”, dijo Lastra.

 Durante el evento se vivieron emociones fuertes al elegir al rey y a la reyna del adulto mayor del 2018, cuya dignidad recayó en María Calapi de 93 años perteneciente al grupo del adulto mayor del Divino Niño y  Eliecer Yépez de 100 años del grupo de San Pablo.

“Es admirable que con 100 años Eliecer siga como todo un joven, no necesita ayuda de nadie, ojalá todos podamos llegar a esa edad, al elegirle como rey le están dando una gran felicidad”, dijo Rosa Olmedo, participante del evento.

 En lo que va del año el Patronato Provincial de Imbabura ha trabajado con 6000 adultos mayores de los seis cantones y 36 juntas parroquiales; los técnicos del proceso Ciclos de Vida laboran junto a este grupo prioritario en talleres de envejecimiento activo, intercambios interculturales y gastronómicos, actividades lúdicas, manualidades y campañas para compensar discapacidad, en sí en actividades de sano esparcimiento que ayudan a mejorar la calidad de vida de los adultos mayores.

Teresa Carrera, Presidenta del Patronato, ratificó el compromiso de continuar garantizando el derecho de los grupos de atención prioritaria, a través de los diferentes servicios y campañas, “se está planificando para en el 2019 asistir a los sectores que aún no hemos podido llegar, por lo tanto prevemos mayor cobertura para el adulto mayor”.

 

Imbabura Tierra de Esperanza